Las mascotas de mi hija

Las mascotas de mi hijaDesde mucho antes de tener a Alicia mi esposo y yo tenemos dos gatas, Lila y Canela, las cuidamos como si fueran nuestras propias hijas, y al quedar embarazados muchas personas nos decían que íbamos a tener que salir de ellas porque eso me iba a afectar en el embarazo o que me  contagiarían de toxoplasmosis y cuando la bebé naciera le podían hacer daño por celos. Continuar leyendo

Este no es mi cuerpo!

Este cuerpo no es mio - lo que no te cuentan de ser mamaCuando nos enteramos que estábamos embarazados mi cabeza se convirtió en un torbellino de preguntas ¿como sería mi bebé?, ¿niño o niña?, ¿a donde iríamos en nuestras primeras vacaciones?, ¿cuál será su nombre?, ¿a quien se irá a parecer?… pero no solo pensaba en ella, voy a ser muy honesta cuando les cuento que también me preocupaban los cambios que tendría mi cuerpo, y es que como a casi todas las mujeres no me gustaba pensar en tener mil cambios que me harían desconocerme, Continuar leyendo