Mi experiencia con la lactancia

Mi experiencia con la lactanciaCuando Alicia nació yo me sentía completamente ilusionada con la idea de dar vida y amor a mi primera hija por medio del vinculo que crea la lactancia, así como en todo el proceso de parto hice caso de la forma más atenta a todas las indicaciones que la ginecóloga y las enfermeras me decían para que todo saliera lo mejor posible.

Y cuando por fin tenia a mi bebé en mis manos una enfermera la puso en mi pecho y la pego para que empezara a tomar el calostro, yo estaba feliz y no pensaba en nada mas que la alegría de tenerla en mis manos y ahí comenzó todo sin saberlo, desde el principio la pegue mal a mi pecho y toda la noche en el hospital fue así; durante todo el embarazo escuche que es normal que doliera mientras «cogía callito» pero nunca imaginé que por dejarlo avanzar llegaría tan lejos!

A la semana de su nacimiento ya tenia los pechos completamente adoloridos y agrietados, y yo seguía pensando que en algún momento por arte de magia iba a desaparecer ese dolor que no me permitía disfrutar plenamente de la lactancia, me sentía culpable por temerle a mi propia hija, me daba pavor pensar que ya se iba despertar y que pediría alimento,  mis pechos cada vez estaban mas hinchados lo cual es normal pero a ese punto para mi ya todo era realmente aterrador, cada vez crecían más y más, no quería salir la calle, no podía usar ningún tipo de brasier ni top por lo avanzado de mis heridas, no podía dormir bien, no podía bañarme sin ardor en mi pechos… sentía que nadie me entendía a pesar de los esfuerzos de mi esposo por acompañarme y calmar mi dolor, buscamos  muchísimos tutoriales en YouTube, llamamos a la liga de la lactancia, leímos cuanto blog encontrábamos, hablamos con diferentes pediatras y ginecólogos… yo sentía que nadie podría ayudarme y estaba completamente frustrada y más de una vez quise tirar la toalla.. pero las palabras de mi mamá cuando me decía que confiara en mi, la confianza que mi esposo depositaba en mi  y el instinto me impedía renunciar a la idea de lactar a Alicia.

Mi experiencia con la lactanciaAlicia estaba próxima a cumplir el mes y la situación cada vez era peor, mi esposo y yo sentíamos que llegábamos a un callejón sin salida, estábamos confundidos pero con la esperanza de que de alguna forma podríamos solucionarlo, mi cuñada siempre nos dio su apoyo así que llamamos a una especialista en lactancia, ella llego a la casa, cargó a Alicia y nos explicó algunas cosas, más que nada nos quito mucho mitos de la cabeza que nos tenían llenos de miedos, me senté en nuestra mecedora, pusimos almohadas y lo único que hizo ella fue coger mi seno hacer que Alicia abriera la boca y ¡PLAS! El dolor desapareció, aunque mis senos estaban completamente destrozados no había dolor, ni lagrimas… era tan extraño y reconfortante a la vez, fue realmente especial para mi ver que en realidad había una solución, y por fin le vi sentido a todas las palabras de mi mamá cuando me aseguraba que todo iba a estar bien, que lo mejor para mi hija era lactarla, estábamos tan felices por que desde ese día con mucha paciencia todo empezó a mejorar hasta lograr lo que tanto soñamos… lactar sin temor, y disfrutar plenamente de ese momento tan especial.

Y para no hacer más larga esta historia mi esposo y yo nos volvimos defensores de la lactancia, aprendimos a amarnos y el me demostró todo su apoyo y comprensión, aprendí a valorar a mi familia (mi esposo, mamá , papá, suegros y cuñados) que siempre supieron darme valor… y más que nada me enseñó que soy una mujer fuerte, que puede aguantar eso y más por el bienestar de mis hijos, y que puedo decir que logramos superar una prueba tan dura y tan bella como es aprender a lactar.

Acerca de Kelly Arbeláez Yepes

Soy la feliz mamá de Alicia y esposa de un hombre increíble llamado Sebastián, tengo 25 años y me encuentro dedicada a nuestra hija. Este blog es un espacio para compartir mi experiencia personal, gracias por visitarlo, ¡estaré feliz de responder los comentarios!.
Marcar como favorito enlace permanente.

4 comentarios

  1. Sin duda alguna la lactancia aunque en un inicio es un proceso doloroso, después de unas semanas se convierte en algo natural y sin dolor, los beneficios de la leche materna para los bebes son inmejorables, por esto aunque los primeros dias parezca que no lo vas a lograr, hay que seguir adelante 🙂

    • Tienes toda la razón!! Y eso es lo que tenemos que decirle a las mamás que se sienten solas y confundidas! A todas nos pasa de forma más o menos dolorosa pero pasa!! Que bueno que existan personas conscientes de que se debe dar todo para lograr lactar tranquilamente!… muchas gracias por tu aporte Diana y bienvenida a mi blog! 🙂

  2. Es el privilegiado alimento que como mujeres les podemos dar a los pequeños. Adicional, es tan pleno e íntimo ese momento que tienes con tu bebé, donde se comienza a fortalecer aún más ese maravilloso vínculo de apego tan importante en el ser humano.

    • Ángela que bonito lo que dices! Es un momento inigualable!! No solo por darles vida y salud sino también ver esos ojitos y sentir pegadito el cuerpo de tu bebe… es increíble!!… Gracias por visitar el blog!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.