Gracias hija mía

Gracias AliciaEs ella la que me enseñó un amor que duele, que va más allá de lo que se puede explicar con palabras porque se lleva en la piel y en los huesos…con ella entendí que el amor más grande está fuera de mi cuerpo, de mi vanidad y de mi egoísmo porque ahora no existe otra razón que su sonrisa, este es un amor que nunca es suficiente, de esos que dan rabia por no saber como entregarlo todito… así, sin importar lo que esto implique.

Yo te amo porque nada es como tú, porque ni el más famoso poeta sería capaz de describir lo que me haces sentir, porque si juntáramos todas las estrellitas del universo jamás brillarían tan fuertemente como tú, porque contigo aprendí a llorar de alegría cada vez que invierto mis minutos en amarte, en admirarte.

Hija a ti te lo ofrezco todo, prometo darte todos los abrazos que necesitas para sentirte segura, prometo enseñarte a pararte cada vez que la vida te haga sentir derrotada, prometo que te voy a enseñar a sorprenderte con las pequeñas cosas que la vida tiene, prometo siempre admirar y apoyar tus logros y tus fracasos…Alicia, a ti te entrego más de lo que soy porque nadie me merece como tu, y es que fuiste tú quien se atrevió a llegar a mi vida a derrumbar todo para construir un nuevo mundo…un mundo mejor, a llenarme de temores y de fuerza, gracias a ti ahora si soy una mujer completa.

TE AMO ALICIA POR LLENAR MI MUNDO DE MARAVILLAS!

Acerca de Kelly Arbeláez Yepes

Soy la feliz mamá de Alicia y esposa de un hombre increíble llamado Sebastián, tengo 25 años y me encuentro dedicada a nuestra hija. Este blog es un espacio para compartir mi experiencia personal, gracias por visitarlo, ¡estaré feliz de responder los comentarios!.
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.