Ahora somos 4 y los 4 somos uno

En el embarazo de Alicia todo fue perfectamente cronometrado, medido y se cumplían todas las expectativas de los médicos… peeeero con Miguel todo fue incertidumbre, nos dimos cuenta de que estábamos en embarazo a una semana de cumplir 3 meses!… 3 MESES!!… yo estaba empezando mi decimo semestre de psicología, nos toco adelantar los planes de vivir en otro país, hablar con Raimundo y todo el mundo para que me dejaran salir antes de clases, los médicos no sabían cuantas semanas teníamos de embarazo y por lo mismo no sabían con exactitud cuando iba a nacer mi hijo ya que llevo sin menstruar 4 años….si cuatro años (cosas de la lactancia)… fue una locura!!

El Parto, otra cosa completamente diferente, ya vivíamos en España y encontramos un hospital que tiene parto humanizado, todo súper genial!!

El caso es que como nadie sabia muy bien que día nacía Miguel nosotros simplemente esperamos un día cercano a la fecha probable de parto… y llego día: 27 de Julio a las 2:12 am, me levante a orinar (como de costumbre) pero sentí un dolor que ya conocía… así que desperté a mi novio y le dije : “Novio yo creo que ya va nacer Miguel” y el con cara de dormido me dice : “¿En serio? (yo esa pregunta la interpreto más bien así : ¿tenia que ser a esta hora? jajajaja)”…el caso es que nos paramos de la cama, pusimos música y así pasaron unas 4 horas más o menos ( quien me vieran con esa calma diría que ya he parido 8 niños) y ¡!!PUM!!! llego la contracción que le dijo a mi instinto “ amiguita es hora”.. y así fue, arreglamos todo con mucha tranquilidad ( en el fondo quería gritar y llorar como una desquiciada pero no perdí nunca mi glamour para efectos de tener un recuerdo muy lindo del proceso ) el caso es que a las 7:10 am llegamos al hospital y la matrona dijo las palabras que más bellas que pude escuchar “ Oh madre mía * tono español* pero si ya

estas en ocho de dilatación” justo ahí fue cuando se abrió el cielo y Dios me guiño el ojo! … pues entramos a la habitación y le dije a la matrona que necesitaba pujar !!YA MISMO!!..mientras yo iba y volvía del infierno mi novio ponía la cámara en todos los ángulos posibles buscando la mejor toma (así es él)… y la matrona dice con cara de pastel de chocolate “ ¿quereís un espejo?” aceptamos   y ahí en ese momento Miguel, papá y mamá fueron uno solo, estábamos en una sillita en forma de U, mi novio abrazándome por detrás y yo mirando en ese espejo cruel y realista como mi cuerpo se deformaba, se escurría y se expandía… como de mi cuerpo salía una cabeza peluda y redonda sin ningún tipo de anestesia … escuchando las palabras de mi novio para darme un aliento un tanto impotente por no poder hacer algo más… un olor carnal, sangre y sudor…. Y de repente ahí estaba ellos dos y yo, en cuclillas, Miguel estaba hinchado y morado (todo dentro de lo normal) … mi esposo corto el cordón (eres muy valiente y por ello te amo).

Todo fue dolorosamente hermoso, tuve un desgarre bastante fuerte del que luego les hablaré, me sentí totalmente compenetrada con mi esposo… lo ame como nunca y siempre le agradeceré estar ahí en cuerpo y alma.

Y ahora somos cuatro, pero seguimos siendo uno solo!

Acerca de Kelly Arbeláez Yepes

Soy la feliz mamá de Alicia y esposa de un hombre increíble llamado Sebastián, tengo 25 años y me encuentro dedicada a nuestra hija. Este blog es un espacio para compartir mi experiencia personal, gracias por visitarlo, ¡estaré feliz de responder los comentarios!.
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.